lunes, 2 de abril de 2018


¿Qué es la Espirulina?

Fuente natural de vitaminas y minerales Se trata de un micro alga que puede hallarse en climas cálidos y aguas alcalinas en diversos lugares del mundo. 
Sus características y propiedades le confieren una gran potencialidad nutricional y terapéutica. 

Aunque existen diversas variedades, la espirulina máxima o mexicana es la más rica en proteínas y pigmentos. Este producto natural puede generar 20 veces más proteínas que la soja. 

Tiene una altísima concentración de nutrientes, siendo rica en minerales y vitaminas. Es una fuente natural de B12, de proteínas de alta calidad y baja toxicidad. Es importante destacar que en promedio tiene un 65% más de proteínas que cualquier otro alimento natural, a excepción del huevo.

Por otro lado, es rica en ácidos nucleicos RNA y DNA, fortaleciendo al sistema inmunológico y regenerando el material genético celular. Es rica en clorofila y en ficocianina, sustancias sobre las que se estudia actualmente su potencialidad anticancerígena. 

Además, dada su riqueza en clorofila, es un buen destoxificador. Está comprobado su papel en la reducción del colesterol y en el mejoramiento en la absorción de minerales. También aporta ácidos grasos esenciales para el organismo. 

Dado el alto valor nutricional indicado, su compleja composición y su origen natural, la espirulina es una excelente alternativa natural a los clásicos suplementos químicos de multivitaminas y multiminerales. 

Debe utilizarse en dosis de 3 a 10 gramos al día y aunque en cantidad eso aportaría un menor número de nutrientes que los suplementos farmacéuticos, al proveerlos de forma natural el organismo los absorbe mejor, actuando con mayor eficacia que los nutrientes sintéticos. 


Para que es buena la espirulina? 


¿Para qué sirve la espirulina? En la medida que está compuesta por nutrientes de primera calidad, tales como proteínas, vitaminas y minerales, indispensables en la dieta diaria, la espirulina sirve para mantener la salud de todo tu organismo. Entérate para qué es buena la espirulina. 

Gracias a su rica composición, la espirulina es buena para:

  • El cabello: Por su riqueza en nutrientes, la espirulina fortalece tu pelo, evitando su caída y combatiendo la caspa. 
  • La piel: Además, la espirulina libera tu cutis de impurezas, previniendo las arrugas y favoreciendo el bronceado natural. 


La espirulina también sirve para: 

  • La sangre: Por su rico contenido en hierro, la espirulina previene la anemia y otros trastornos relacionados con la carencia de este mineral. 
  • Los músculos: Gracias a las proteínas que contiene, la espirulina contribuye a tonificar el cuerpo, evitando la flacidez. 
  • El colesterol: Por otra parte, la espirulina reduce el colesterol y los triglicéridos, por lo que previene enfermedades cardiovasculares.
  • Las defensas: Por su riqueza en vitaminas, el alga spirulina aumenta las defensas y previene todo tipo de enfermedades inmunológicas.
  • Perder peso Por último, gracias a su rico contenido de yodo, la espirulina estimula el metabolismo, lo que te ayuda a quemar grasas y adelgazar. 

Espirulina: como consumirla según su uso 


Consumo de espirulina con distintos objetivos 

La espirulina posee distintas propiedades terapéuticas, que exigen un tipo de consumo específico en cada caso. Al utilizar espirulina como suplemento nutricional natural en forma de comprimidos, es recomendable tomar de 2 a 3 tabletas o cápsulas, de 400 mg cada una con las comidas.


Si se opta por la presentación en forma de polvo, se debe tomar una cucharada sopera, que es posible añadir a un jugo de frutas, licuado o cualquier otra preparación, para hacer así más seductor su sabor. 

Por otro lado, cuando se toma la espirulina como parte de una dieta para adelgazar, se recomienda consumir de 6 a 9 tabletas por día, haciéndolo entre media hora o una hora antes de las comidas habituales. 

En el caso de utilizarse como complemento dietético, puede tomarse tanto en cápsulas como en polvo. Se recomienda en estos casos un consumo igual o inferior a 10 gramos al día. 

Asimismo, esta alga nos permite también la posibilidad de disfrutarla junto en distintas comidas. Es posible ingerirla como pasta, mezclándola con sémola integral. Se debe cocinar en agua hirviendo durante 4 minutos, acompañándose posteriormente con cualquier tipo de salsa, por ejemplo de soja. Además, puedes aprender cómo cultivar la espirulina y conocer los beneficios de su consumo. 


Espirulina: sus beneficios 


Propiedades de la espirulina: Esta alga posee efectos beneficiosos para la salud humana, al utilizarse como complejo multivitamínico natural. 
  • La lista de propiedades benéficas de la espirulina es extensa. Pero podemos resumir que: 
  • Es baja en grasas saturadas a diferencia de otros alimentos con alto valor nutricional, como los lácteos y las carnes. 
  • Aporta ácidos grasos esenciales, que no pueden hallarse en la carne, huevo y lácteos. 
  • También es baja en calorías, por lo cual no constituye una fuente de proteínas que genere obesidad. 
  • Se cultiva en aguas alcalinas que contienen muy pocas bacterias, algo que no sucede con la proteína animal. 
  • Es un potente regenerador de la flora intestinal. 
  • Es un poderoso activador de mecanismos celulares de desintoxicación. 
  • No recarga de residuos tóxicos al hígado y riñones, sino que los nutre y los protege. 
  • Si la comparamos con la carne vacuna, que contiene antibióticos y otros químicos utilizados durante la crianza de los animales, la espirulina no está contaminada con este tipo de sustancias químicas.
  • En cuanto a las vitaminas que aporta, destaca como fuente natural de betacaroteno, que es usado por el organismo para producir vitamina A, además de ser una buena fuente de B12. También aporta cantidades importantes de otras vitaminas del complejo B. 
  • En cuanto a los minerales, proporciona una amplia gama de los mismos en forma natural, siendo una importante fuente de calcio, hierro, manganeso, cromo y magnesio. 
  • También aporta dosis de zinc, germanio y cobre. 

Los médicos Homeópatas, naturópatas recomiendan la espirulina para la obesidad, malas digestiones, flatulencias, estreñimiento persistente. Así mismo, por su alto contenido en yodo tiene efectos normalizadores de las funciones de la glándula tiroides. En otras palabras, la gente demasiado delgada por trastornos de tiroides puede ganar peso y la gente obesa, por estas razones puede perder peso. 


Contraindicaciones 


Aquellas personas que están usado otros tratamientos para trastornos de tiroides, deben consultar a su médico antes de consumir espirulina.